Nada bueno en el horizonte

Los resultados de nuestro sexto Monitor del Clima Social (MCS) son claros y preocupantes. El deterioro social llegó a su pico máximo desde que lo comenzamos a medir, a fines de 2016. Ese deterioro es mayor en el segundo cordón del conurbano, sector donde la situación social tiene indicadores dramáticos, pero también hay números graves en la Ciudad de Buenos Aires. Es grave que el 70% considere que la situación económica del país es mala o muy mala pero el peor dato es cómo se traduce esa mala situación en la mesa de los argentinos: el 48% dice que redujo la porción de comidas porque no había suficiente dinero para comprar alimentos y el 30% que algún miembro de la familia tuvo hambre por no poder comprar suficientes alimentos. Este estado de situación debería ser acompañado con medidas de emergencia, tanto a nivel de ingresos como alimentario.

El MCS analiza inseguridades sociales, percepciones, experiencias y expectativas. Es un termómetro social y político. Mide el humor de los habitantes del AMBA. En él se cruzan la experiencia económica coyuntural, las incertezas laborales y las insatisfacciones con el desarrollo del país. Nunca antes el resultado había sido tan malo. Resultado que empeora aún más si se lo compara con octubre de 2017.

En el segundo cordón, seis de cada diez entrevistados respondió que disminuyó la porción de comida porque no tiene ingresos suficientes. En la zona sur, en municipios como Lanús, Almirante Brown o Florencio Varela más del 70% cree probable perder el trabajo a la brevedad. En el segundo cordón oeste, Moreno o Merlo tres de cada cuatro afirman que sus ingresos no les alcanzan. Más del 80% dice que las tarifas son caras o impagables. Sólo el 10% considera que la situación del país es buena o muy buena. Los números son claros. Ante esta situación se torna urgente una reacción estatal; una reacción del gobierno nacional pero también de la provincia y de la Ciudad de Buenos Aires.

Tengamos en cuenta que CABA no es una isla. Seis de cada diez porteños afirmaron que su situación económica es peor o mucho peor que un año atrás. Casi la mitad afirmó que sus ingresos no le alcanzan. Todo esto en una ciudad altamente desigual donde convive un norte próspero con un sur abandonado. Estos mismos indicadores empeoran drásticamente en los barrios del sur como Lugano, Soldati o Mataderos alcanzando niveles del segundo cordón del conurbano.

Ante esta emergencia social es imprescindible una recomposición de salarios, AUH y jubilaciones que han sido pulverizados por la inflación y la devaluación con su impacto en el precio de los alimentos. Se deben fortalecer y mejorar los servicios de los comedores barriales y escolares cuyos montos per cápita tienen valores ridículos al igual que la asistencia a toda aquella institución de contención; reactivar la obra pública en particular la mano de obra intensiva y no priorizar la de grandes maquinarias como hasta ahora; y avanzar hacia una rebaja del IVA en los alimentos. Esta batería de medidas debe considerar además que lo peor aún no llegó. El impacto de la devaluación y el ajuste propuestos por el FMI será más profundo en el segundo semestre. No se puede mirar para otro lado, este clima social incuba mayor cantidad de conflicto callejero y la respuesta de involucrar a las FF.AA en cuestiones de seguridad interna debe recibir el más amplio rechazo . El Estado debe dar respuesta ya. Necesitamos más Estado motorizando el crecimiento y el mercado interno y no menos como nos proponen con el ajuste.

por Matías Barroetaveña, directo del CEM

Leer el informe completo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


CEM

El CEM es un consorcio de cooperación conformado por la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, la Universidad Nacional Arturo Jauretche y la Universidad Nacional de Hurlingham. Su objetivo es analizar el desarrollo metropolitano con una fuerte impronta interdisciplinaria. Articula con los distintos institutos, núcleos, departamentos, docentes e investigadores de las universidades que lo conforman


INFO@ESTUDIOSMETROPOLITANOS.COM.AR

5354-6600 (INT. 7412)