agosto 28, 2017

La coparticipación provincial bonaerense

Compartir

Leonardo Gola

Marcos Schiavi 

 

Los municipios del conurbano bonaerense tienen presupuestos limitados, muy poco margen para aumentar sus ingresos tributarios (no pueden cobrar impuestos), gastos rígidos y una fuerte dependencia de los ingresos provinciales y nacionales. La principal fuente de ingresos extrajurisdiccionales en la coparticipación provincial; un reparto en el que el principal perjudicado es el conurbano.

Los 24 distritos del conurbano concentran alrededor de dos tercios de la población provincial y reciben menos de la mitad de los fondos coparticipables. Los distritos del interior de la provincia reciben el doble de fondos por habitantes que los del conurbano. Esta desigualdad se explica por la fórmula polinómica que fija el porcentaje que debe recibir cada uno de los 135 municipios de la bonaerenses; una fórmula donde el peso de los criterios devolutivos es más fuerte que los distributivos.

Un 36% de la coparticipación se reparte según la población de cada distrito. Un 37% por servicios de salud locales, un 9% según la superficie y un 5% por servicios no sanitarios transferidos: estas tres variables suman un 51% regido por criterios devolutivos. El 13% restante busca compensar a los municipios con menor recaudación potencial, vinculada a bajos niveles de actividad económica (la única variable distributiva de la fórmula). Esta lógica beneficia a los municipios rurales y a los municipios ricos.

En el ranking de distritos que reciben más fondos por habitantes los primeros diez son rurales y tiene menos del 1% de la población provincial. En las antípodas, dentro de los diez que reciben menos coparticipación por habitante, nueve son del conurbano. En ellos habita cerca del 30% de la población bonaerense.

Al interior de los 24 municipios se observa como los distritos más ricos (San Isidro y Vicente López) ocupan dos de los cuatro primeros lugares.  Demostrando una vez más como la coparticipación lejos de disminuir la brecha de la desigualdad, la agranda.

Malvinas Argentinas es el municipio del conurbano que recibe más fondos por habitantes. Esta situación se explica en gran medida por la variable salud, en la cual Malvinas Argentinas es muy fuerte. Una variable con un peso excesivo (37%) que favorece a los distritos que ya brindan servicios y no a los que necesitan comenzar a darlo, y que premia el desarrollo de una oferta sanitaria poco integrada, desigual y disociada de una agenda preventiva.

La coparticipación representa sólo dos tercios de los fondos que la provincia transfiere a los municipios. El tercio restante se divide en diez fondos distintos de los cuales sobresalen el fondo de infraestructura municipal, el fondo para el fortalecimiento de recursos municipales y el fondo del financiamiento educativo. Estos fondos reproducen la tendencia de la coparticipación en términos de reparto entre municipios.

En este informe nos centraremos en el análisis de las transferencias provinciales en el periodo 2016. Analizaremos el conurbano en relación al resto de la provincia y, luego, las desigualdades al interior de los 24 municipios.

Leer informe completo

Descargar (PDF, Desconocido)

Descargar (PDF, Desconocido)